Arsène, es momento de decirle adiós al Arsenal

arsene wenger arsenal 2018

Aún recuerdo los años en los que empecé a irle al Arsenal: vivía en Holanda y en una librería (de las pocas donde había publicaciones en inglés) encontré la revista oficial del Arsenal. Incluía un póster gigante de Marc Overmars, mi ídolo en aquel entonces. No sabía que el ex Ajax estaba con los ‘Gunners’, pero no dudé en comprar la revista.

Poco a poco supe mejor quién era aquél Arsenal de -aún- Ian Wright, David Seaman, Tony Adams, Dennis Bergkamp, Marc Overmars y varios más. Los pocos partidos que vi del Arsenal por televisión en aquél entonces me dejaron encantado. Y una parte fundamental de ello fue un hombre: Arsène Wenger.

El ‘manager’ francés había llegado al club londinense en 1996 para impregnarle un estilo único de juego que rindió frutos durante más de una década. Cuando el Barcelona y el ‘Tiki-Taka’ de Guardiola no eran una moda, Arsenal practicaba un estilo con muchos pases cortos, potentes, al pie. Pero sin abusar de la aburrida posesión del balón en su propio campo, sin presión, como con los culés. Era un futbol que combinaba la obsesión inglesa por llegar pronto a la portería contraria, con un estilo fino, de toques.

arsenal 90s.jpg

Las principales promesas del futbol europeo querían jugar en Arsenal, empezando por los franceses, que en aquél entonces traían toda la potencia mediática y futbolística luego de ganar la Copa del Mundo en su casa. Así llegaron jugadores como Patrick Vieira, Nicolas Anelka y Thierry Henry.

Así llegaron también la final de la Copa UEFA en 2000 (que perdieron contra el Galatasaray de Hakan Şükür), la temporada perfecta y el título en 2003-2004 y la final de la Champions League en 2006, perdida de manera muy lastimosa contra Barcelona. Lastimosa, porque fue la ocasión en la que los ‘Gunners’ pudieron convertirse en un club diferente al que es en 2018.

henry arsenal.jpeg

Tras la final perdida contra los ‘Culés’, las grandes figuras empezaron a ser fichadas por otros clubes económicamente fuertes, o empezaron a retirarse del futbol profesional. Y también empezaron a ser cada vez más escasos los fichajes importantes hechos por Wenger. El Chelsea y el Manchester City empezaron a llamar la atención de las figuras y las promesas con sus billetes. Los fichajes de Robin Van Persie con Manchester United y Cesc Fabregas con Barcelona terminaron una gran época del club.

El fichaje de Özil en 2013 dio cierta esperanza. Aún más el de Alexis Sánchez. La llegada de Petr Cech hizo pensar que había cierta predisposición a contratar grandes “nombres”. Pero éstos no vinieron acompañados de más refuerzos y el talento de ambos no encontró eco en los elementos más jóvenes de la plantilla londinense, generalmente salidos de las fuerzas básicas y que terminaron convirtiéndose en eternas promesas, como Theo Walcott o Jack Wilshere.

Desde la 2003-2004, Arsenal se ha tenido que conformar con copas locales, y con ser uno de los equipos recurrentes en la fase de octavos de final de la Champions League; por lo menos hasta la última temporada.

Arsenal terminó la 2016-2017 en 5to lugar, perdiendo así su boleto al máximo torneo de Europa. En la actual temporada 2017-2018, el equipo va en sexto. Y se ve difícil que con el plantel actual, la posible partida de Alexis Sánchez y la poco probable llegada de algún refuerzo de peso, logre superar en la tabla a Tottenham, Liverpool, Manchester City, Manchester United y Chelsea.

Este fin de semana Arsenal cayó goleado 4-2 en la tercera ronda de la FA Cup frente al Nottingham Forest de la segunda división inglesa. Se trata de la primera eliminación de los ‘Gunners’ en esta ronda (la primera que le toca jugar a clubes de la Premier League) desde que Wenger los dirige. Además, desde 1908 no le metían cuatro goles al Arsenal en la FA Cup.

alexis sanche arsenal.jpg

La fórmula Wenger está desgastada desde hace más de 10 años. Muy lejos quedaron los resultados de los noventas y el inicio del siglo 21. La filosofía del francés de no desembolsar lo mismo que otros clubes ha dejado a los londineses muy por debajo de los otros clubes fuertes de la Premier League, y lo ha dejado fuera del ‘Big Four’ al que durante tantas temporadas perteneció sin problemas.

Incluso el Manchester United, que fracasó hace un par de temporadas a pesar de su gigantesca inversión, siguió apostando por gastos fuertes. Ganó la Europa League, consiguió así su pase a la actual edición de la Champions League y gastó una millonada por Romelu Lukaku. El dinero sigue rindiendo frutos.

Arsène, probablemente eres el director técnico al que más respete, por tu futbol vistoso, por querer darle oportunidad a jóvenes promesas y por tu filosofía de futbol colectivo. Sin embargo, lo mencionado hasta aquí es muestra de que ya es momento de decirle adiós al Arsenal, antes de que sea demasiado tarde tanto para ti, como para nuestro club.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s